• SPES GAUDENTES

    ALEGRES EN LA ESPERANZA
  • Rom 12, 12

Festival ÁGAPE

Ágape es un lugar de intercambios y encuentros entre el público y los artistas para desarrollar un clima de paz. El festival Ágape está consagrado principalmente a la música antigua, de la Edad Media hasta la época barroca, y también al teatro. Su misión es recibir numerosos artistas, músicos y ensambles de fama internacional y nacional para ofrecerles un ambiente espiritual donde sus obras puedan volver a tener toda su fuerza y todo su sentido.

¿Por qué un festival de música antigua y barroca?

“Esta música deja más lugar al intérprete, por lo mismo, está mucho más movilizado en su trabajo, y busca, sin cesar, volver a la fuente. El tipo de inspiración, particularmente puro de esta época, eso corresponde a nuestra búsqueda actual: no hay encerramiento en uno mismo, si no a la transmisión de algo último a través de un arte depurado tocando la sensibilidad para elevarla en su dimensión espiritual.” P. Be

 

Vocación del Festival Ágape

“…Si la iglesia debe seguir convirtiendo, y, por tanto, humanizando al mundo, ¿cómo puede renunciar en su liturgia a la belleza que se encuentra íntimamente unida al amor y al esplendor de la Resurrección? No, los cristianos no deben contentarse fácilmente; deben hacer de su iglesia hogar de la belleza y, por lo tanto, de verdad, sin el cual el mundo no sería otra cosa que la antesala del infierno”. Benedicto XVI

 

La filosofía del festival

Nuestro mundo hoy en día se acelera mucho, es un modo cada vez más técnico, más rápido, que exige resultados eficaces, es la realidad de nuestro mundo contemporáneo. Esto engendra en la sociedad estrés, pero sobre todo nos deshumaniza, y nos hace perder nuestra interioridad, es esto que hace también que nos desenraicemos, es decir perdemos la cultura.

La cultura es lo que nos hace crecer en lo que nos hace más humanos, es aquello que nos hace que encontrarnos los unos con los otros, es lo que hace tejer vínculos de paz de justicia de concordia entre los hombres, entre las culturas y países.

El festival Ágape quiere ser un pequeño oasis, como un pequeño antídoto contra esta contaminación para cada uno de los que lo viven…

Hace 2500 años Aristóteles decía que perder la sensibilidad nos hacía perder la inteligencia, el hombre es inteligente en la medida en la que es sensible.

Hoy se pierde la sensibilidad, pero no por falta de sensibilidad, sino al revés por demasiada sensibilidad…

Hoy en día no solo existe una contaminación del medio, también nos debe preocupar la contaminación interior, espiritual. El hombre tiene mucha sed, una sed infinita, tiene capacidades tan grandes, pero el mundo las aplasta con el materialismo con mil situaciones que apagan esta dimensión del ser humano.

El festival ágape quiere poner en relieve que el arte es una parte esencial de la vida, una parte esencial de la persona humana, cada vez que hay grandes cosas se requieren del arte para inmortalizar.

El arte tiene el sentido de hacernos descubrir de nuevo el sentido de nuestra vida, no podemos reducir el arte a una diversión…

P. Wandrille