Monaguillos

“Queridos monaguillos:

Vuestro compromiso en el altar no es sólo un deber, sino un gran honor, un auténtico servicio santo. La túnica del monaguillo es particular. Recuerda al vestido que lleva quien es acogido en Jesucristo en la comunidad. Me refiero al vestido bautismal cuyo significado profundo explica san Pablo: “Todos los bautizados en Cristo os habéis revestido de Cristo” (Gál 3, 27). Queridos niños! Vuestros contemporáneos esperan la auténtica “luz del mundo (cf. Jn 1,9). No tengáis vuestro candelero sólo dentro de la iglesia, llevad la llama del Evangelio a todos los que están en las tinieblas y viven un momento difícil de su existencia.”

De la carta del papa Juan Pablo II a los monaguillos

Niños a partir de 8 años, adolescentes y jóvenes. Información con hermano Maximiliano.